Alimentos para la anemia vegetariana

Dieta para la anemia en vegetarianos

Dieta para combatir la anemia en vegetarianos

La anemia por falta de hierro es la segunda enfermedad nutricional más habitual a nivel mundial, tan solo por debajo de la obesidad y los vegetarianos son uno de los grupos de mayor riesgo. Por todo esto, se debe hacer especial hincapié en seguir una adecuada dieta para la anemia que ayude a prevenir estos casos.

En una dieta para la anemia en vegetarianos deberán abundar los alimentos con hierro que tengan un origen no hemo, es decir, que su procedencia no sea animal. Aunque el hierro de origen animal tenga una mayor facilidad de absorción, se puede compensar esta carencia con una dieta equilibrada y llena de alimentos ricos en hierro para la anemia de origen vegetal.

Alimentos vegetarianos para combatir la anemia

Para evitar caer en una anemia ferropénica, tendremos que variar la dieta de la forma más adecuada, favoreciendo la absorción del hierro al combinar alimentos que contengan hierro con otros alimentos ricos en vitamina C.

Algunos de los vegetales más ricos en hierro son:

  • Las verduras de hoja verde oscuro. Vegetales como las espinacas, las acelgas, las hojas de nabo y la col rizada, son perfectas para combatir la falta de hierro de una manera vegetariana. Además, si añades el brócoli, estarás comiendo una verdura rica en hierro y en vitamina C, la combinación perfecta.
  • Las legumbres. Las lentejas, las judías y la soja son una fuente excelente de hierro de tipo no hemo, y es que, una ración de lentejas puede aportarnos hasta 6 mg de hierro. También los derivados de la soja, como el tofu o los distintos tipos de queso, son opciones perfectas para combatir la carencia de hierro.
  • Las frutas. Algunas de las mejores frutas ricas en hierro para la anemia son los higos deshidratados, los orejones y las fresas. Además, aquellas frutas que tengan un elevado contenido en vitamina C serán perfectas para convertirse en postre tras una comida rica en hierro, como las naranjas y los kiwis.
  • Los cereales fortificados. Hoy en día existe el hierro de forma sintética, con lo que se puede añadir a determinados alimentos como los cereales, dando lugar a los cereales fortificados en hierro. Son recomendables, aunque su elevado contenido en fibra podría dificultar su absorción, lo mejor es que los combines con un zumo de naranja, repleto de vitamina C.
  • Las especias y los frutos secos. Especias como la canela, el perejil, el eneldo o el tomillo, contienen una elevada proporción de hierro no hemo. Además, los pistachos, las almendras y las pipas de girasol son los frutos secos que más hierro te aportarán.

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario