Alimentos buenos para el hipotiroidismo

Alimentos adecuados para el hipotiroidismo

Cuando la producción de hormonas tiroideas disminuye considerablemente, es muy probable que tengas la tiroides baja y necesites una buena dieta para el hipotiroidismo. La fatiga, el cansancio y el aumento de peso suelen ser los síntomas más característicos del hipotiroidismo, y si la medicación no se combina con una dieta para la tiroides específica y una serie de alimentos adecuados para el hipotiroidismo, las consecuencias podrían agravarse.

Alimentos proteicos para regular la tiroides

Las carnes magras (pollo, ternera, pavo y conejo), el pescado blanco (rape, merluza, lenguado, bacalao), el pescado azul (anchoa, arenque, atún, salmón y sardina)  y los huevos (3 o 4 unidades semanales) son alimentos buenos para el hipotiroidismo que has de incluir en tu dieta para regular la tiroides. Dado que aumentan la labor inmunológica y suavizan los síntomas de la tiroides baja, son la mejor opción a la hora de seguir una dieta para el hipotiroidismo. Eso sí: sin abusar.

Lácteos poco grasos que ayudan al tiroides




La leche semidesnatada o desnatada, así como los quesos y yogures descremados, son alimentos especialmente valiosos en la dieta para hipotiroidismo y menopausia. No solo suavizan los efectos negativos del hipotiroidismo; también disminuyen el riesgo de padecer osteoporosis, tan habitual durante la menopausia.Alimentación equilibrada para la tiroides baja

Cereales y féculas ricos en fibra para la tiroides baja

Entre los alimentos buenos para combatir el hipotiroidismo se encuentran los que están enriquecidos con fibra, ya que garantizan el tránsito gastrointestinal y reducen la exposición de las toxinasApuesta por el pan, la pasta, el arroz, las legumbres y las patatas a la hora de diseñar una dieta para el hipotiroidismo de Hashimoto equilibrada.

Frutas y verduras que regulan el hipotiroidismo

Si no sabes qué alimentos comer con hipotiroidismo, apuesta por frutas como las manzanas, los kiwis, los plátanos y los aguacates. Lo mismo ocurre con la mayor parte de verduras y hortalizas (cebolla, ajo, berro, espinacas, rábanos) a excepción de los vegetales bociógenos, que son alimentos prohibidos para el hipotiroidismo porque interfieren en la correcta absorción del yodo.

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario