Alimentación sana para hepatitis B

Dieta para la hepatitis b

La hepatitis b también es vírica, pero se contagia por los fluidos corporales. Aún así, además del posible tratamiento médico lo mejor para ayudar al hígado enfermo es establecer una dieta para la hepatitis específica, que nos permita comer bien, cambiar los hábitos alimenticios y llevar una vida sana sin excesos.

Alimentación saludable en una dieta para hepatitis b

Al igual que en la dieta para la hepatitis a, hay que eliminar el alcohol de los hábitos alimenticios de los enfermos de hepatitis b, al igual que las grasas, para así ayudar a limpiar el hígado. Eso también es útil para otras enfermedades del hígado, por lo que podemos incluirla ya en las recomendaciones de una dieta para el hígado graso. No obstante, además de las restricciones, en los tratamientos para la hepatitis también hay alimentos sanos muy recomendados en cualquier dieta para hepatitis:

  • Ajos y cebollas.
  • Alcachofas.
  • Nabos, rabanito, col, brocoli y rúcula.
  • Zanahorias.
  • Avena.
  • Nísperos.
  • Manzanas


  • Peras.

Tipo de dieta para hepatitis b

Cualquier dieta para el hígado debe eliminar también, los excesos de sal y aditivos, como los de las conservas enlatadas, y apostar por proteínas derivadas de las aves, el pescado y los vegetales, ya que son las más beneficiosas para la nutrición humana. Una posible dieta para hepatopata de tipo b podría ser la siguiente:

  • Desayuno saludable: café o té, avena cocida, con leche y azúcar y 1 naranja
  • Almuerzo: 1 tostada de pan integral con mermelada de fresa y un yogurt desnatado
  • Comida saludable: 110 g de pescado, de carne de ave o  de carne roja pero asado, patatas, brócoli cocido, 2 rodajas de pan integral y fruta fresca. Ensalada opcional.
  • Merienda: leche con galletas integrales
  • Cena saludable: 110 g de pescado, o de ave o de res cocidos, arroz salteado con pimientos, y fruta fresca o yogur.

Este es sólo un posible menú de dieta para hepatitis, pero existe una amplia variedad de dietas saludables que nos ayudarán mejor a combatir las enfermedades y a llevar una alimentación sana y equilibrada en nuestro día a día.

Compartir este artículo

Escribir un nuevo comentario