Menú de dieta para los hipertensos

Ejemplo de dieta para los hipertensos

La mayoría de casos de hipertensión arterial pueden mejorar con una buena dieta para hipertensos que ayude a bajar la presión alta. Para ello será necesario establecer unos hábitos saludables de vida y una alimentación sana que nos permita mantener una correcta nutrición y evitar enfermedades cardiovasculares.

Dieta para hipertensos con desayuno, almuerzo y cena

Los alimentos sin sodio y bajos en grasas serán indispensables, al igual que en una dieta para personas hipertensas con sobrepeso. Pero no sólo es importante saber cuáles son los alimentos para hipertensos más saludables, sino conocer la cantidad de sal para hipertensos que hay que emplear a la hora de cocinar. Un tipo de dieta para hipertensos podría ser el siguiente:

  • Desayuno: leche desnatada, con 50 gramos de pan sin sal con miel y un kiwi.
  • Almuerzo: bocadillo de queso fresco sin sal desnatado e higos
  • Comida: crema fría de pepino, más espaguetis integrales negros con sepia a la plancha y 1 yogur natural.
  • Merienda: 30 gramos de nueces.


  • Cena: merluza con salsa de guisantes + 2 rodajas de piña.

Tipos de comida para hipertensos

Las comidas para hipertensos deben seguir las recomendaciones básicas de una dieta sin sal, en las que el sodio queda reducido al mínimo tanto en forma de condimento como de nutriente. No obstante, aunque pueda parecer que perdemos sabor porque nos hemos criado desde pequeños con la presencia de la sal en todo, existen múltiples recetas para hipertensos ricas y saludables gracias a otros tipos de condimentos y sabores.

  • Calabacín a la plancha
  • Brochetas de verduras
  • Arroz integral con verduras
  • Pastel de espinacas
  • Puerros gratinados
  • Brochetas de pollo y piña
  • Escalopes de ternera a la naranja
  • Salmonetes al vapor con tomatitos
  • Mejillones al limón
  • Tortilla de patatas con ajo y perejil

Ahora que sabemos cómo bajar la presión arterial con dietas saludables, es hora de plantearse algunas rutinas de ejercicios que nos ayuden a mejorar la circulación y el riego sanguíneo para conseguir una vida saludable sin hipertensión.

Compartir este artículo

Escribir un nuevo comentario