Dieta sana y ejercicio físico

Ejercicio físico y dieta sana: una relación exitosa

Uno de los mejores hábitos que podemos establecer en nuestro día a día es la coexistencia de dietas saludables y ejercicio físico. Actualmente, nos envuelve la presencia de un mundo fitness: body combat, body attack, body pump, crossfit, entre otros, son ejemplos claros de ejercicios de alta resistencia y acondicionamiento físico que podemos encontrar a nuestra disposición si nos informamos adecuadamente, y no hay que olvidar que un mejor rendimiento físico siempre va de la mano de una buena alimentación.

De hecho, están muy correlacionados los alimentos que consumimos con aquellas actividades físicas que realizamos: por ejemplo, si de manera regular acudimos a un centro deportivo como Smartfit, un fitness gym inteligente con diversas clases de acondicionamiento cardiovascular, lo más óptimo es consumir carbohidratos de lenta absorción. Concluida la rutina, la recomendación para abastecernos de glucógeno (sustancia que sirve de combustible a los músculos durante el ejercicio) es consumir alimentos como arroz, pan o pastas.




Por otro lado, si los ejercicios que nos indican los profesores de Smartfit son de resistencia y fuerza, la sugerencia es consumir alimentos ricos en proteínas como complemento a los carbohidratos, ya que éstos ayudan al crecimiento y regeneración del músculo. Cumplir con una alimentación balanceada ayudará a tu cuerpo a restablecerse más rápido para prevenir cualquier movimiento en falso que derive en una lesión, siempre que, por descontado, hayamos calentado lo suficiente antes de empezar con nuestra rutina de ejercicios.

No debemos olvidarnos de proporcionarle a nuestro organismo el resto de nutrientes que necesita, como proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua. Además, nunca sobra recibir ayuda de profesionales como un especialista en nutrición para adecuar nuestros alimentación diaria, no sólo de cara a nuestras actividades físicas, sino para integrarla como un hábito en nuestra vida cotidiana.

Cabe señalar que una dieta no debe aplicarse como un método solo para bajar de peso, sino como un modo correcto de tener un equilibrio en el consumo de los alimentos, que debe ir ligado al ejercicio que realizamos a fin de complementar una vida sana.

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario