Alimentos para celíacos

Cómo hacer la compra si eres celíaco

Si padeces celiaquía o tienes un familiar o amigo que padece enfermedad celíaca ya sabes lo importante que es consumir alimentos libres de gluten. Esta proteína vegetal presente en el trigo, la avena y la cebada no es digerida correctamente por los celíacos, lo que les ocasiona problemas de salud de diferente gravedad.

Se calcula que una gran parte de la población celíaca no está diagnosticada, pero cuando se les detecta la enfermedad deben seguir estrictamente una dieta sin gluten para que su organismo pueda equilibrarse de nuevo, mejorando los síntomas, eliminando las complicaciones relacionadas y volviendo a realizar una vida totalmente normal.

Y dado que es fundamental seguir esta dieta para celíacos, algo en apariencia tan sencillo como hacer la compra entraña de repente una dificultad añadida: debemos ser capaces de identificar a la perfección los alimentos libres de gluten.

Aquellos que no deben aparecer en tu lista de la compra son el trigo (en todas sus presentaciones: sémola, harina, etc.), avena, centeno y por lo general cualquier producto de bollería industrial. Por su parte, existen multitud de alimentos que por naturaleza no llevan gluten en su composición. Algunos de ellos son el pescado, la carne, frutas y verduras, huevos, patatas, leche u hortalizas. Pero ocurre cada vez más a menudo que los alimentos son procesados a nivel industrial, y hasta aquellos que te comentamos pueden contener trazas de gluten al ser manipulados y envasados en zonas donde también se trabaja con alimentos que lo incluyen, así que leer solamente el apartado de ingredientes no es algo muy aconsejable.




Por eso vamos a indicarte en qué te debes fijar para comprar con garantías solamente aquellos alimentos que no llevan gluten:

  • Si vives en España, debes saber que existe la llamada Federación de Asociaciones de Celíacos de España, o FACE, que certifica a aquellas empresas que fabrican productos para celíacos tras verificar que cumplen con unos exigentes estándares de calidad y control en su cadena de producción. En el envase de los alimentos elaborados por estas empresas certificadas podrás encontrar la Marca de Garantía “Controlado por FACE”.
  • Si resides en algún país de Latinoamérica, encontrarás otros distintivos propios en los envases. Por ejemplo, en Argentina el logotipo “Sin TACC” identifica aquellos productos con menos de 10 mg de gluten por kilo.
  • A nivel internacional encontramos el logotipo de la espiga barrada que identifica al ELS, Sistema de Licencia Europeo,que nos garantiza que un determinado alimento tiene un contenido de gluten inferior a 20 mg de gluten por kilo. Existen empresas que lo utilizan de forma inapropiada, es decir, sin pasar los análisis y controles necesarios para lograr su concesión. Por eso deberás fijarte en que junto al logotipo aparezca el número de registro que concede la Asociación que lo regula, la AOECS o Sociedad de Asociaciones de Celíacos de Europa.
  • En muchos envases encontrarás textos que indican que el alimento en cuestión no tiene gluten o lo presenta en poca cantidad. Asegúrate siempre de que esta leyenda va acompañada de un distintivo de calidad como los que te indicamos y de un número de registro de la asociación que certifica su composición.

Ante cualquier duda, contacta con la empresa que elabora el producto para verificar su composición y su bajo contenido en gluten o ausencia del mismo.

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario