Alimentos que producen dolor de cabeza

Alimentos implicados en el dolor de cabeza y tratamientos recomendados

Más de 3,5 millones de personas en España sufren dolor de cabeza, según los datos de las estadísticas proporcionadas por la Sociedad Española de Neurología (SEN). De todos ellos, aproximadamente un millón padece esta enfermedad de forma crónica, es decir, que les afecta más regularmente, unos 15 días al mes. Sin embargo, cabe destacar que no todos los dolores de cabeza son iguales, sino que se puede diferenciar entre el primario y el secundario. El primero es una enfermedad que no tiene causas orgánicas y el segundo normalmente es un síntoma de otras enfermedades. Dentro del dolor de cabeza primario, lo más frecuente es padecer cefalea tensional o migrañas.

A continuación vamos a indagar en todo lo relacionado con el dolor de cabeza, para luego hablar de aquellos alimentos cuyo consumo conviene reducir o eliminar en nuestras dietas si queremos evitar su aparición. Además, conoceremos un novedoso tratamiento para reducir el impacto del dolor de cabeza en nuestra salud y ganar en calidad de vida.

¿Cuáles son las causas más habituales del dolor de cabeza?

Las causas por las que se suele producir la cefalea tensional son aún desconocidas, aunque se da por hecho que uno de los principales motivos de la aparición de esta enfermedad podría ser una tensión en la musculatura de la nuca y de los hombros, que puede ocasionarse tras adoptar una mala postura o sufrir cualquier tipo de estrés.

Por otra parte, el responsable de las migrañas es un factor hereditario: el cromosoma número uno en el que se encuentran alteraciones características de las formas de migraña más usuales. Aunque, a pesar de conocer dicho dato, no se sabe exactamente cómo se pone en marcha el proceso del dolor. Las apuestas más probables y fiables apuntan a que se lleva a cabo una irritación de las fibras nerviosas que se encargan de empezar el dolor en el cerebro. Frecuentemente, este hecho se desencadena tras sufrir estrés, cambios de tiempo o trastornos del sueño. Asimismo, también puede darse tras ingerir determinados alimentos como el queso, el chocolate o las nueces. En el caso de las mujeres, los cambios hormonales como la menstruación o la menopausia también pueden afectar.

¿Qué síntomas manifiestan el dolor de cabeza?

Si una persona siente dolores que le presionan la cabeza en una dirección y, además, siente que es una banda la que le aprieta la cabeza, puede sufrir de cefaleas tensionales. Normalmente, dicho dolor comienza en la nuca y afecta a ambos lados de la cabeza.


En cuanto a las migrañas, cabe diferenciar entre dos tipos: con o sin aura. En cuanto a la primera, aparece con síntomas neurológicos adicionales como pueden ser los trastornos visuales o del habla, problemas de sensibilidad o parálisis en brazos o piernas. El último síntoma se suele dar en la parte del cuerpo opuesta al lado de la cabeza donde se siente el dolor. Normalmente, la frecuencia y la intensidad del dolor puede variar dependiendo de las personas que lo sufran: puede pasar cada dos años o cada semana. En lo referente a las migrañas sin aura, que son mucho más frecuentes, presentan un dolor pulsante, unilateral e intenso, pero a rachas. Sus ataques pueden durar unas cuatro horas o extenderse hasta unos tres días, dependiendo de la persona afectada. Asimismo, cabe destacar que van acompañados de mareos e hipersensibilidad, tanto a la luz como al ruido.

Prevención y tratamiento

Según las estadísticas, las personas que realizan deporte con regularidad tienen menos probabilidades de sufrir dolores de cabeza o ataques de migrañas. Otro de los factores que puede afectar es la alimentación, ya que cuantas más grasas se consuman más propensión habrá a padecer dolor de cabeza; lo mismo ocurre con los dulces, cítricos, café, alcohol o tabaco. También es importante beber lo suficiente, puesto que la insuficiencia o ausencia de líquidos puede aumentar la probabilidad de sufrir un ataque. Aunque, sin duda, lo más eficaz es cumplir una regularidad de horarios de comidas y sueño durante el transcurso del día a día.

Otras de las recomendaciones de los médicos y especialistas profesionales es realizar comprobaciones de la vista regularmente, ya que detrás de un dolor de cabeza puede encontrarse un trastorno visual.

Por otra parte, las nuevas generaciones de métodos de tratamiento presentan otras posibilidades como la terapia de Andulación, basada en principios biofísicos. Su fin principal es aliviar el dolor, pero también consigue aumentar el rendimiento y el bienestar físico. La Andulación, desarrollada por la empresa HHP y varios miembros de la comunidad científica, así como otros médicos y personal de universidades, combina tres tratamientos muy efectivos: las vibraciones mecánicas de frecuencia específica, el calor por infrarrojos y una estudiada ergonomía. La gran ventaja de este tratamiento es que no actúa solo para aliviar el dolor de cabeza, es decir, no se centra en tan solo un órgano o sistema, sino que aporta otros efectos positivos para todo el organismo, teniendo como principal objetivo la recuperación y el mantenimiento de la salud.

Deportistas como el tenista profesional David Ferrer usan la terapia de Andulación después de cada partido, ya que, como él mismo afirma, le ayuda a recuperarse más rápido del esfuerzo físico. Aunque también se puede usar para calentar la masa muscular antes de la actividad, ya que proporciona más energía y fuerza muscular.

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario