Alimentos para combatir la anemia crónica

Dieta para la anemia crónica

Dieta con hierro para la anemia en adultosLa anemia puede aparecer como consecuencia de otra enfermedad crónica o como aviso de la misma y en muchas ocasiones, sus síntomas pueden pasar desapercibidos entre la enfermedad. Seguir una dieta para la anemia saludable será un pilar importante en el que apoyarse para revertir esta situación.

Algunas patologías que pueden causar esta anemia crónica son:

  • Algunos tipos de cáncer, como el linfoma.
  • Una enfermedad renal crónica.
  • Algunos trastornos autoinmunes, como el lupus eritematoso sistémico, la colitis ulcerativa, la enfermedad de
  • Crohn o la artritis reumatoidea.
  • La cirrosis hepática.
  • Otras infecciones de carácter crónico o duradero, como la hepatitis B y C y el VIH.

Menú para la anemia crónica

Lo primero que deberemos saber es que si tratamos la enfermedad crónica que está provocando la anemia, estaremos contribuyendo a acabar con este desequilibrio en nuestro cuerpo. Generalmente, se sufrirá una deficiencia de hierro o de la absorción del mismo, aunque también puede darse por una carencia de vitamina B12.

Aquí tenéis un ejemplo de lo que podría ser una planificación de dieta para la anemia por falta de hierro. De esta forma podrás hacerte una idea de lo que puedes comer cada día para contribuir a combatir la carencia de este mineral a través de alimentos ricos en hierro para la anemia y a golpe de salud nutricional.

Desayunos y meriendas para la anemia crónica por falta de hierro

Lo ideal es llenar tus mañanas y tus tardes de tentempiés a base de ricos alimentos que contengan hierro y que sean apetecibles:



  • Una macedonia de frutas ricas en hierro para la anemia y una taza de leche con cereales enriquecidos.
  • Un revuelto de huevo y queso y dos rodajas de piña.
  • Un yogur con cereales y fruta y un vaso de zumo de naranja.

Almuerzos para personas con anemia crónica

Decántate por comidas sabrosas y repletas de legumbres, carnes y verduras ricas en hierro:

  • Una ración de potaje de garbanzos, ensalada de zanahorias y espinacas y un kiwi.
  • Una ración de pollo al horno, ensalada de tomate y lechuga y un vaso de zumo de naranja.
  • Una ración de lentejas, acelgas hervidas y dos mandarinas.

Cenas para combatir la anemia crónica por deficiencia de hierro

Además de elegir una buena cena repleta de ingredientes con aporte férreo, no olvides que los licuados y zumos para la anemia también pueden servir de postres perfectos y más ligeros:

  • Una ración de pescado a la plancha con ensalada de alcachofas y un zumo de frutos rojos y naranja.
  • Una ración de carne de ternera, patatas al horno con bechamel y dos ciruelas.
  • Una ensalada variada con zanahoria cruda, huevo duro picado, brotes de soja y brócoli y una naranja.

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario