Dieta para la anemia en adultos

Alimentos para la anemia en adultos

Alimentos con hierro para la anemia en adultosLa anemia en adultos suele tener su origen en una deficiencia de hierro y es por tanto, una patología que está muy vinculada a la alimentación que se sigue, siendo importante la necesidad de seguir una dieta para la anemia específica.

La base de esta dieta serán los alimentos ricos en hierro para la anemia, en los que encontraremos dos tipos de orígenes férreos, por una parte el hierro de origen animal o hierro hemo, en el que se engloba la carne, el pescado, los moluscos y el huevo; y por otra parte, el hierro de origen vegetal o hierro no hemo, presente en las legumbres, los frutos secos, las frutas y verduras y también en el huevo.

El huevo es el único alimento que puede jactarse de contener tanto hierro de origen hemo, como de origen no hemo, así que no podemos obviarlo en nuestra dieta para la anemia en adultos.

Los alimentos para combatir la anemia en adultos

Algunos de los ingredientes que no deben fallar en una dieta para la anemia por deficiencia de hierro son los siguientes:


  • Las carnes y pescados. Las carnes de cerdo, pollo o vaca contienen alrededor de unos 2,5 mg de hierro por cada 100 gramos. El pescado con mayor proporción de este mineral son las anchoas, con 6,7 mg de hierro por cada 100 gramos consumidos.
    Pese a que esta proporción no es muy elevada, la mayor ventaja que tienen es que se trata de un hierro hemo y por tanto son alimentos con una elevada absorción de este nutriente por parte de nuestro organismo.
  • Los moluscos. Los berberechos, los mejillones y las ostras son algunos de los mejores alimentos con hierro que existen, llegando a proporcionar hasta 24 mg de este mineral por cada 100 gramos que se consuma.
  • Frutas y verduras. Las mejores frutas ricas en hierro para la anemia son los orejones, los fresones, las ciruelas y el melocotón. Además, aquellas que contienen vitamina C, como los cítricos, el kiwi o la guayaba, contribuyen a que el hierro sea asimilado mucho mejor por el cuerpo. También tendrás la oportunidad de prepararte unos riquísimos zumos para la anemia con los que alternar un poco tu dieta.
    En cuanto a verduras, aquellas que tengan las hojas verde oscuro, como las espinacas y las acelgas, son perfectas, conteniendo entre 3 y 4 mg de hierro por cada 100 gramos consumidos.
  • Las legumbres. Los garbanzos, las lentejas o la soja, son alimentos altamente recomendados en cualquier dieta para la anemia en adultos, cumpliendo una proporción de entre 6 y 8 mg de hierro por cada 100 gramos consumidos. Acompáñalas de carne o pescado y de un buen postre cítrico para que el hierro presente se absorba mucho mejor.

Compartir este artículo

Escribir un nuevo comentario